Agua clara Nicaragua - La Voz de Guaicaipuro 102.9 FM

Recientes

miércoles, 29 de agosto de 2018

Agua clara Nicaragua

Por Henys Peña (29/08/2018)

Pocas veces por no decir ninguna, hemos escrito sobre temas internacionales, Venezuela ha tenido y tiene suficientes problemas y retos, para distraer nuestros esfuerzos.  Salvo algunas palabras y acciones de solidaridad con Lula, los Caracoles Zapatistas, el Pueblo Mapuche, las organizaciones populares colombianas víctimas de la más terrible campaña de exterminio, con Dilma, Correa, con nuestro hermano secuestrado y preso en Francia Carlos Ilich Ramírez, con nuestros hermanos Palestinos, la República Árabe Saharaui, y alguna otra situación que olvidemos de momento mencionar. Pero la insistencia de “Radialistas” sobre el tema nicaragüense y su etiqueta “Especiales, vamos ganando Nicaragua” nos coloca en situación de responder a su difusión de la “Carta a la izquierda desde la izquierda” firmada por unos “Cooperantes españoles que trabajaron durante años en Nicaragua”.

Alí Primera, a quien aquí llamamos el “Cantor del Pueblo”, grabó el tema “Agua clara Nicaragua” en su disco “Entre la rabia y la ternura” (1984), partió lamentablemente el año siguiente (1984), pero le escuchamos mientras escribimos esta nota “Hacia el frente es tu destino, de la mano de Sandino, y de Fonseca tu amador, de la mano de Sandino, y de Fonseca el trovador”, no vamos a comprometer a quien ya no nos puede dar su opinión, pero si vamos a comprometer la opinión que nos dio mientras pudo.

Glorificar la destrucción

Porque lo vivimos en carne propia a lo largo de buena parte del año 2017, conocemos la estrategia del terror, manifestaciones de “manitas blancas” en la mañana, piedra y candela contra todo los objetos e instituciones y contra todas las personas, al rato. Las mismas manos que un momento claman “no disparen, somos estudiantes” a los minutos arremeten contra un preescolar o una maternidad, decapitan motorizados con guayas atravesadas en las calles o le prenden fuego a una persona. Sabemos bien del estilo de “resistencia pacífica” que se entrena y financia en el norte. Aun mas, sabemos que el pueblo nicaragüense conoce mejor que nosotros a esos actores, porque vivieron los ataques de la “Contra” financiada entre otros mediante el mecanismo Irán-Contras. 

Ahora los vemos muy “pacíficamente” en Nicaragua, destruyendo por doquier, y nos preguntamos ¿Qué proyecto político hace de la destrucción de un país su línea de acción?, ¿Qué actor político glorifica la destrucción? Sabemos y tenemos la respuesta, lo hacen los proyectos políticos que “no tienen patria”, a los que la estrategia de tierra quemada no les hiere el corazón, porque esa en realidad no es su tierra, los que la lógica del capital y su metabolismo le son propios aun siendo "esclavos de esclavos".

Derecha revolucionaria, izquierda conservadora

Resulta que de un tiempo acá, donde no gobierna, la derecha se “identifica con las luchas del pueblo” e inserta cada vez más discursos incendiarios, que como dijimos antes se traducen en acciones “incendiarias”, esa misma derecha donde gobierna es mucho más eficiente apaciguando protestas “por todos los medios” incluyendo la desaparición y el asesinato. Mientras en su carta los cooperantes hablan de más de 400 muertes, números “hinchados” que aquí aprendimos a desmenuzar con detalle, pues incluyen a numerosos agentes policiales asesinados, no en enfrentamientos, sino en emboscadas, también a funcionarios públicos y militantes sandinistas, acorralados y ejecutados, pero lo que es peor, numerosas personas ajenas a las protestas. Como en Venezuela, las más de sesenta ambulancias destruidas en Nicaragua por los pacíficos manifestantes opositores, por ejemplo, no le dice nada a los “Cooperantes”.

¿Cuál izquierda escribe a cuál izquierda? Nos preguntamos, porque aquí hay también una izquierda que anda de plácemes con la derecha, con quienes ayer le torturaron, asesinaron  y desaparecieron a sus militantes y dirigentes. Es trágico verles compartir con ellos cual hermanos de toda la vida, y no es que esperemos o creamos obligatorio que respalden a un gobierno con el que pueden tener abismales discrepancias, y al que bien pueden oponerse, pero una cosa es ser opositor y otra muy distinta ser alcahuete.

De su carta es cierto y prudente aclarar, no todo lo que brilla es oro, a decir del pueblo, y no todo el que se declara antiimperialista es un revolucionario, o del dicho al hecho, hay mucho trecho, pero eso de que en la llamada unidad opositora se sienten junticos los restos insepultos del Somosismo con la “disidencia” Sandinista, nos hace recordar al Comandante Chávez repitiendo el refrán “El cura de San Juan de Dios, le dijo a su monigote, por más que te tongonees, siempre se te ve el bojote” y esclarece quienes son o no son Sandinistas.

Cuba, demasiada dignidad

Es que después de “Agua clara Nicaragua” suena en nuestra lista en la radio “Por quien merece amor” de Silvio Rodríguez, y recordamos que esos son verdaderos “Cooperantes” y tienen mucho que contar sobre el amor a Nicaragua, su médicos, maestros, ingenieros, veterinarios, asesores militares, resistieron la embestida brutal de la “Contra” y aunque no logramos confirmarlo, alguna vez escuchamos que el tema “Te molesta mi amor” rendía tributo a los médicos cubanos asesinados por la contra en Nicaragua. Así que los “Cooperantes españoles que trabajaron durante años en Nicaragua” que abandonen el anonimato y la cursilería, eso no es de gente de izquierda, algo de dignidad no les vendría mal.

De esos adefesios anónimos también tenemos toda una escuela aquí en Venezuela, es que para ser acomodaticio no hace falta estudiar mucho, y cualquier parapeto es bueno, y olvidar es tan fácil, así que de refilón le reiteramos nuestro reconocimiento a los internacionalistas cubanos.

Vamos ganando Nicaragua

A Nicaragua pretendieron arrodillarla, imponiéndole una larga guerra financiada por el gobierno de los Estado Unidos, luego de la victoria del FSLN en 1979. Fueron cerrando el lazo en torno al cuello hasta hacer crujir las vértebras, finalmente colocaron a Violeta Chamorro en el poder en 1990, esas seguramente, son el tipo de elecciones libres que si son susceptibles de reconocimiento por los “Cooperantes”, y que cierta izquierda aplaudió y aplaude.

Recordemos perlitas como que esa guerra de agresión dio pie a una demanda del gobierno de Nicaragua contra el gobierno de los Estados Unidos ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, cuya sentencia fue favorable a Nicaragua y obligaba al gobierno de Estados Unidos a indemnizar a la República de Nicaragua, deuda que luego fue perdonada al gobierno de Estados Unidos por el gobierno nicaragüense de la presidenta Violeta Barrios de Chamorro. Hoy los seguidores del clan Chamorro – Barrios son parte del contubernio opositor ¿cómo les explicamos que no podemos apoyarles?.

Todo está bien en Nicaragua

Quisiéramos poder afirmar que todo está bien en Nicaragua, sin la menor duda, anclando nuestra afirmación, por ejemplo en que según el índice de Brecha Global de Género del Foro Económico Mundial, Nicaragua es el país con mayor equidad de género de América Latina (2017), pero evidentemente, no es así, a las calamidades comunes al mundo y el continente en particular, tales como la corrupción, inseguridad, violencia, delincuencia, exclusión social, contaminación ambiental, burocratismo, indolencia, ineficiencia, narcotráfico, explotación, tráfico de personas, prostitución, enfermedades, entre otras, se suman las acciones fascistas de una oposición que en su ambición de poder no se detiene, ni se detendrá, ni escatimará en sus intentos de destruir al país todo, procurar aterrorizar a quienes no se dobleguen a su voluntad e intentar aniquilar a quienes pretendan detenerle.

Nicaragua es otro escenario, otro teatro de operaciones, de lo que el Subcomandante Marco denominó la “Cuarta Guerra Mundial”, pero “Radialistas” por alguna razón olvido uno de los micros del que más aprendimos por estas tierras, que entre otras cosas dice “al que vende paraguas le conviene que llueva… al que vende armas de guerra, le conviene…”.

No pretendan hacernos caer por inocentes, sabemos muy bien lo que está en juego en Nicaragua, y no es casual que no mencionemos ni una vez al Presidente de ese país, en Nicaragua estamos con los nicaragüenses, y en contra de todos los que estén contra Nicaragua, y los que derribaron los árboles y apagaron su luz, están contra Nicaragua.

#LaVozDeGuaicaipuro

Post Bottom Ad

Responsive Ads Here

Pages