Opinión

Imágenes

Pueblo Comunicador

Latest Updates

Monte y culebra, el Camarada invisible

12:31:00



José Roberto Duque

Están los que son chavistas y están conscientes de lo que eso significa.

Están también los que creen que son chavistas o decidieron engañar a los demás llamándose a sí mismos chavistas, sin merecerlo. Gente que cree o prefiere creer que ser chavista consiste en ir a votar por los candidatos del chavismo y esperar a cambio unos favores y contactos por allá arriba. También hay gente que cree que ocupar un alto cargo en el Gobierno la convierte automáticamente en chavista, haga el desmán que haga, así despedace y escupa con cada acto vergonzoso lo que el chavismo significa.

Y está el sector del que forma parte Jesús Salas, “Chui”, guerrero instalado en las montañas de Trujillo.

Chui Salas es mecánico, tecnólogo, agricultor e hijo de Silvia; esto último lo convierte en mago o en aspirante a sabio.

El año pasado le hice un video en su conuco; el hombre manipulaba (mal) una tragavenado de mediana estampa y la belleza de culebra se la cobró más o menos barato, mordiéndole una mano. Estas constrictoras no son venenosas, pero pegan unos mordiscos sabrosos o más o menos. Pero el cuento donde Chui sale mejor parado con los animales es este otro.

El hombre vive en una casita más o menos precaria de zinc y cañabrava cerca del Alto de Escuque, así que decidió hacer otra mejor, de barro; el hombre no tiene plata ni ignorancia suficientes para construir con cemento y bloques. Como el material que quiere usar es la tierra de bachaco entonces procedió hace ya un año de esta manera: sembró unos cortes de yuca, solo para estimular a los bachacos a trabajar para él: los bachacos arrasaron con la yuca y a cambio produjeron una montaña monumental de tierra en su hormiguero. Resultado de este convenio entre seres en armonía: ya Chui tiene con qué empezar a construir.

Chui es pobre. Si le llega a caer un equipo de técnicos del Cenda (esa entidad que determina quién está más jodido, basado en lo que ellos mismos bautizaron “cesta básica alimentaria”) lo etiquetarían en el segmento X, Y o tal vez Z de la escala social. La razón es que los indicadores que determinan la pobreza en nuestras sociedades capitalistas son la capacidad de compra de alimentos empaquetados y vendidos en expendios. Así, si usted vive frente al mar y es pescador, pero declara en la encuesta del Cenda que no compra sardinas enlatadas, que es lo que la cesta o canasta básica considera comida, usted figurará en los registros como un ciudadano que no consume pescado. Igual con el arroz, el azúcar y las carnes: si usted produce esos rubros, pero no va al mercado a comprarlos, usted figurará como alguien que no come esas cosas porque no tiene cómo comprarlas.

Chui surte de comida a docenas de vecinos, que se acercan a su inmenso conuco a pedirle maíz, ocumo, cambures, topocho, frutales varios; todo el carbohidrato, granos y aliños que quieran está allí en su sembradío, que hace las veces de supermercado, y él entrega lo que puede a cambio de otros alimentos, a cambio de trabajo o a cambio de nada. Alguna vez, cuando la escasez me castigó y me hizo doblar las rodillas, acudí a este compañero tan generoso como humilde a truequearle semillas y servicio de transporte por comida. El hombre es cristiano evangélico, pero a pesar de eso es una tremenda persona, un ser humano formidable. De paso es tecnólogo, inventor y reparador de objetos útiles.

Regresando al principio, al tema de las clasificaciones del chavismo: Chui es un singular ejemplar de chavismo, al que la militancia o la dirigencia suele ignorar olímpicamente, darle la espalda, o simplemente considerar del otro bando. Este caballero se declara políticamente hastiado de todo, no le interesa la militancia y tiende a creer que el Gobierno lo hace todo horriblemente mal, pero es esencialmente chavista, vitalmente chavista. Su forma de vida, su actitud ante la gente y ante el mundo resume y sintetiza lo que deberíamos ser los chavistas. Chui es chavista pero no lo sabe: tras ese ejemplar humano, que los hay por miles en Venezuela, debemos salir a indagar e investigar. Así crean o sientan que no son revolucionarios, los Chui de la patria son más efectivos e importantes para la Revolución que ciertos personajotes que avergüenzan nuestra corriente histórica.

Esa sabiduría recóndita, esa forma de ser y de existir en sociedad, es la que le ha permitido a Venezuela sobrevivir, y no se debilita ni se extingue, sino que se estimula con la pelazón, los apagones y el secuestro de gas, combustible y otras fuentes y formas de energía. El país está lleno de este tipo de camaradas invisibles. Díganles a los gringos que ya pueden empezar a zumbar los misiles.

José Roberto Duque

Fuente: https://bit.ly/2EC7APQ


Si quieres recibir en tu celular este y otros artículos descarga Telegram, e ingresa al link https://t.me/lavozdeguaicaipuro2 y dale click a Unirme.
#LaVozDeGuaicaipuro / #EnciendeTuVoz
@COPYLEFT / TODOS LOS ERRORES RESERVADOS

▶️¡Sergio "El Flaco" Rodríguez vive!✔️

20:34:00

 


Por: Oswaldo "Mango"  Rivero

Eran las 7am del 23 de septiembre de 1993, cuando de pronto escucho un megafonéo en la pata de la oreja: "¡DESPIERTEN CARAJO QUE EL DÍA AMANECIÓ BONITO, EL SOL ESTÁ RADIANTE, ES UN HERMOSO DÍA PARA MARCHAR!"

Era Chanki jodiendo desde temprano con un megáfono, habiamos amanecido durmiendo en FACES, en el auditorio naranja, había pintado unas cuantas pancartas y preparado algo para la autodefensa de la movilización nacional que exigía ¡JUSTO PRESUPUESTO PARA LA EDUCACIÓN!.

Comenzaba la agitación, llegaba gente de todas las universidades, sindicatos, asociaciones de vecinos, gremios, partidos de izquierda (legales y clandestinos), movimientos sociales de diferentes comunidades; todos se concentraban en la plaza el rectorado, de pronto escucho a Luis "el burro" que dice: "la vaina hoy estará arrecha vino gente que jode y eso que en Tazón no dejaron pasar a un gentío, la PM y la guardia los jodieron.

Llegada las 10am comenzaba una marcha interna dentro de la UCV para darle mas fuerza a la agitación, dentro de la movilización había un carajo alto y flaco con una boina terciada y megáfono en mano agitando la vaina, era "El Flaco" Sergio, líder del colectivo Hombre Nuevo, del 23 Enero y desobediente.

Recuerdo que se acercó y nos dijo: "Coño aquí están 'Los 12 del patíbulo', no vayan armar el peo ustedes, si los TOMBOS atacan ustedes defiendan, de resto amor y paz, tenemos que llegar al congreso y entregar ese documento de la intergremial".

Para el momento de los años 80 hasta 1999 se tenía el control de 90% de centro de estudiantes y FCU, educación media, sindicatos y movimientos sociales, era un tejido social impresionante, veniamos de las rebeliones de El caracazo 1989, y los alzamientos de 1992.

Era mediodía y un poquito más, y la movilización salio de la UCV hacia el centro de Caracas; pancartas, cantos, puños alzados, pintas, encapuchados, marihuaneros, artesanos, educación media, jesuitas, el barrio, era una vaina arrechisima la gente no le paró bolas a la SUSPENSIÓN DE GARANTÍAS (desde 1989 hasta los gobiernos de Carlos Andrés, Ramón J. Velazques y Caldera gobernaron con las garantías suspendidas).

Era una marcha de 'gente arrecha' por mil vainas, al llegar a Parque Carabobo, comenzó la vaina, una comisión de la prefectura dijo que esa marcha no podía llegar al centro porque venían infiltrados elementos subversivos, la gente no le paró bolas y seguimos pa' lante, llegamos a la esquina El Chorro, en La Hoyada y me encontré con "El Gago" Oscar, Nora y la gente del 23; también estaba "El Gordo" Edgard (el de La Vega) y en eso comenzó la tiradera de consignas: ¡DERECHO, DERECHO, DERECHO PAL'  CONGRESO..!

Unos de acuerdo, otros decían que no. Bueno, empezó a reinar la confusión, se caldearon los ánimos y dentro del humo del gas y las detonaciones de las armas de la Policía Metropolitana, recuerdo haber visto al "Flaco" Sergio, ayudando a la gente ahogada por el gas y tratando de mediar para parar la violencia.

Un grupo logramos entrar por la plaza El Venezolano y resistimos pocos minutos, otro grupo entró por Barrio Chino (actual plaza Diego Ibarra) pero no logramos llegar al congreso.

De pronto escuché a Carlos, de El Mirador de El 23 gritar: ¡JODIERON A SERGIO COMPA, JODIERON A SERGIO EL DESOBEDIENTE..!

Después de eso no quedo módulo, ni policia alguno que pudiera con la arrechera que estalló en Caracas.

Nos tocaba salir de la zona de conflicto, ya las fuerzas militares venían con todo y teniamos que replegarnos, en eso pasó un diputado de la izquierda (Causa R) y nos sacó del cerco donde estabamos encerrados.

Recordaré al "Flaco" Sergio como uno de los comandantes de la insurrección del 27 de noviembre en la parroquia 23 de Enero, la única que vió combate real durante más de 8 horas y atacó a Miraflores, lo recordaré en la partía de fútbol y las rumbas salseras del bloque 5, lo recordaré organizando a la gente para la protesta popular por mejores servicios públicos, lo recordaré en el frente de guerra donde debatimos diferencias y llegábamos a acuerdos, lo recordaré entrompando en las azoteas de los bloques del 23, lo recordaré como EL HOMBRE NUEVO...

¡Por LA REIVINDICACIÓN DE NUESTRA HISTORIA DE LUCHA JUNTO AL PUEBLO, VIVA SERGIO RODRÍGUEZ CARAJO!

LA LUCHA CONTINÚA...

Si quieres recibir en tu celular este y otros artículos descarga Telegram, e ingresa al link https://t.me/lavozdeguaicaipuro2 y dale click a Unirme.

#LaVozDeGuaicaipuro / #EnciendeTuVoz

@COPYLEFT / TODOS LOS ERRORES RESERVADO

▶️A Sergio Rodríguez, al día que nació su ejemplo✔️

17:59:00

Sergio Rodríguez El Flaco

A Sergio Rodríguez, a nuestra larga marcha

Henys Peña (23/09/2020).

A Sergio no lo conocí, no personalmente, varios de mis amigos sí lo conocieron y compartieron con él, pero estuve ese día allí, en la marcha nacional de universidades, en el bloque de la Universidad Simón Rodríguez. Allí escuchamos o mas bien sentimos como al acercarnos a La Hoyada, se filtraban entre nosotros, pasándonos casi en carrera, los compañeros de la Universidad Central de Venezuela, con el grito que les identificaba, U U UCV, la meta era llegar al Congreso Nacional, pliego de lucha en puños alzados.

Se enciende la pradera



Un año antes, el 4 de febrero de 1992 unos desconocidos en traje camuflado, habían intentado “asaltar el palacio”, habían derribado las puertas con una tanqueta, y un oficial había dejado en claro tres cosas que no era frecuente escuchar juntas por esos días, un hombre derrotado en la breve confrontación de la madrugada, y agotado, con voz firme y serena, dijo “yo, ante el país y ante ustedes, asumo la responsabilidad de este movimiento militar Bolivariano”, sí, acostumbrados como estábamos a que todos encontraran excusas para evadir responsabilidades y transferir culpas, este nos sorprendía diciendo que asumía él toda la responsabilidad y nos entraron unas ganas de compartir sus culpas y que el compartiera las nuestras.

Rodeado de sus captores, tenía la entereza para dejar en claro también “el país tiene que enrumbarse definitivamente hacia un destino mejor” y mostraba su profunda preocupación, luego de saludar al país, de inmediato se dirigió “a los valientes soldados que se encuentran en el Regimiento de Paracaidistas de Aragua y en la Brigada de Valencia”, estos aun resistían y “por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital. Es decir, nosotros acá en Caracas, no logramos controlar el poder. Ustedes lo hicieron muy bien por allá, pero ya es tiempo de evitar más derramamiento de sangre” pero al pasar de los días entendimos que ese “por ahora” era con nosotros.

Ese era el telón de fondo, sobre el que marchábamos ese día, andábamos todos “insubordinados”, de febrero del 92, pasando por noviembre del mismo año, dos rebeliones militares habían desatado una tormenta que demolía día a día el viejo pacto, la vieja alianza, la moribunda estructura.

Es que 300 años de calma no bastan



Sergio sin embargo, como muchos de los que marchábamos ese día, venía de otra larga marcha, muy larga, la Guara lo describe “El flaco Sergio hijo de la siempre querida Victoria era un militante integral; uno de aquellos raros ejemplares que no se quitaba el uniforme para aportar en cualquier parte, que trascendía al 23” (1).

Venía del largo trabajo de lucha, no solo en el 23 de enero, de los periódicos comunitarios, de los murales, de la lucha cultural, venía de:

“… una vez que nos mandaron a Colombia a conversar con unos compas sobre la Escuela de Pensamiento NuestraAmérica. El loco me hizo bajarme del bus en la frontera y comenzó a cruzarla a pie. Llegaba a Colombia y corría al lado de Venezuela… Así muchas veces mientras gritaba: ´Ja, ja, están jodidos todos los que pretenden olvidar el sueño de Bolívar… Ja, ja, somos un solo pueblo, miren lo que hago con la frontera´. Estaba maravillado de ese espacio tan tonto que llaman frontera. Y los soldados del DAS sorprendidos con ese loco altote dando saltos de aquí para allá por casi dos horas. Y conste que en esos tiempos no era común hablar de integración. ¿Han visto ustedes un ´discurso´ más claro sobre lo que significa integración? Yo no. Lo juro” (1).

Ese día acompañábamos a Katiuska Sosa (casi de escuderos), junto a otros compañeros del Núcleo Los Teques (que me corrijan, pero recuerdo a; Luis Jaspe, Yarelis, a Carmen que no era de Los Teques), por eso no nos fuimos al frente, donde sabíamos se dilucidaría la jornada, los vimos pasar de largo, allí iba el Flaco, iban locos, felices, y nosotros los envidiábamos, estoy casi seguro de haber escuchado a alguien lamentar tener que seguir con Katiuska, o por lo menos haber interpretado las miradas.

Así cuando se desató la tormenta, y empezaron las bombas lacrimógenas, los disparos, nos retiramos en orden, tomamos “prestado” un autobús en el que llevamos a la compañera a la Plaza del Rectorado de la UCV. Al llegar allí fue que escuchamos la frase con la que se saldó la marcha nacional de universidades “mataron al flaco, a Sergio Rodríguez”.

“El 23 de septiembre de 1993, el estudiante de sociología de la Universidad Central de Venezuela (UCV) Sergio Rodríguez perdió la vida como consecuencia de un disparo que recibió por parte de un policía” (2), esa será la reseña histórica, pero como hacer sentir esos días en los que se juntaron las rebeliones de 400 años, las izquierdas de todos los tiempos, como interpretar su “risa desobediente”, como leer en sus poemas “...Dispuesto a entregar mi vida, estando seguro y convencido de que la muerte no existe" y entenderlo.

Se puede ser así



La Guara que debe andar por Sanare, con los muchachos de Argimiro, nos ayuda un poco:

“Recuerdo las escapadas del flaco de su garita de vigilante para ir a la Escuela de Educación a mostrarme un panfleto, un poema, cualquier vaina que sirviera de excusa para huir del tedio de ver carros pasar y de buenos días sin respuesta. A una profesora de la Escuela de Odontología la jodió bien feo. Todos los días le daba los buenos días y ella no respondía. Ah, imaginen a la academia inclinándose a responder al saludo del vigilante. Por favor. Un día la espero con un poema escrito en un marca-libros y se lo regaló por mal educada. Creo que esa mujer jamás olvidará al flaco” (1).

Así andaba Sergio entonces, ese es del que me han hablado sus amigos, insurgente, irreverente, irreductible, por eso lo mataron, porque tanta alegría y lucha juntas, reunida en un solo ser, tienen que tratar de quebrarla de un balazo, como la saben frágil la creen asesinable, pero siempre olvidan que por donde entra esa bala, salen también los poemas, las palabras y el ejemplo que hoy nos guían, la vida que hoy nos alimenta.

“Recuerdo otra misión. Una vez nos mandaron a aprender a hacer los famosos ´bastones´, especie de chopos artesanales con los que íbamos a enfrentar a los enemigos, los de afuera y los de adentro. Ilusos llegamos a casa del ‘instructor’ y nos fajamos a trabajar con las manos casi, sin herramientas casi. Al final de la tarde, cansados y sucios, teníamos cada uno un “bastón” y el compromiso de multiplicarlos. El peludo nos dijo sentencioso: compas, el esfuerzo que les costó hacer el bastón permitirá que lo quieran, que lo respeten, que se identifiquen con él, que confíen en él… Después de eso nos enteramos de que había maneras más fáciles de hacerlos. Otros lo perfeccionaron más adelante; pero en ese momento bajamos a Caracas orondos, orgullosos de nuestra obra y protegiéndola como si de un niño se tratara. Así entendía el flaco la línea militar de masas. Sin tanta paja, sin ese velo de misterio de guerrillero clandestino.

Sospecho, casi puedo asegurar, y sino se me antoja, que Sergio andaba por aquí por Los Teques, con los compañeros del Guaicaipuro II, no coincidimos tampoco en esos días, pero de seguro la diferencia de la fecha de su “Taller” con respecto al nuestro, fue de unos días quizás semanas.

Así lo conocemos



Hoy Arisel me preguntó por Sergio, una compañera de la radio La Voz de Guaicaipuro, quería confirmar la fecha, "Mango" había enviado un texto, y ella había conocido a Sergio, porque yo le había contado hace tiempo de él, y que había sido un 21 de noviembre, día del estudiante universitario aquí. Me toco ponerme a investigar y confesar después que me había equivocado, que fue un 23 de septiembre y me puse a escribir, para juntar recuerdos, emociones y retener algunas lágrimas, porque a Sergio no lo conocí, no personalmente, solo marche cerca de él el día que nació su ejemplo.

(1)    Recordando a Sergio Rodriguez, http://toparquia.blogspot.com/2008/09/recordando-sergio-rodriguez.html, consultada el 23/09/2020.

(2)    A 21 años de su asesinato Sergio "el flaco" Rodríguez, hombre ejemplo de lucha revolucionaria (+ FOTOS), http://ve.globedia.com/anos-asesinato-sergio-flaco-rodriguez-hombre-ejemplo-lucha-revolucionaria-fotos, consultada el 23/09/2020.


Si quieres recibir en tu celular este y otros artículos descarga Telegram, e ingresa al link https://t.me/lavozdeguaicaipuro2 y dale click a Unirme.
#LaVozDeGuaicaipuro / #EnciendeTuVoz
@COPYLEFT / TODOS LOS ERRORES RESERVADOS

▶️Mercancías para vender✔️

16:42:00

Mercancías para vender y así paliar los efectos del bloqueo económico genocida que nos tienen los gringos

En vista de las recomendaciones que nos hacen algunos vecinos de que montemos una venta de alguna cosa, sin duda comestible, que nos permita aumentar nuestros cada vez más alarmantes ingresos como profesores universitarios de la educación pública, hemos decidido tomar en consideración tan interesante sugerencia, pues pensamos que si todos y todas nos ponemos a vender algo, no habrá quien compre y pudiéramos terminar haciendo trueque, y tal vez nos permita acortar el camino hacia el socialismo que estamos luchando. He aquí una lista de la posible mercancía para comerciar, con sus clientes potenciales y precios en dólares (por supuesto).

MERCANCIA 1. Malas caras o rostros largos que ponen nuestros hijos pequeños y nietos cuando les decimos que todavía no pueden salir a jugar en ningún parque u otro lugar de esparcimiento debido al peligro de la pandemia.
CLIENTES POTENCIALES. Los curas de la Conferencia Episcopal que las utilizarían en sus poses circunspectas ante los medios de comunicación nacionales e internacionales, para hablar de la situación de Venezuela, sin siquiera nombrar el bloqueo genocida que nos tienen los gringos.
PRECIO. 5 $ En oferta de caridad.

MERCANCIA 2. Amarguras provocadas por las declaraciones constantes de los funcionarios gringos, cada vez que salen amenazando a Venezuela, su gobierno y su pueblo con sancionar lo que les viene en gana.
CLIENTES POTENCIALES. Esos escuálidos que le creen sacrosantamente las promesas a los gringos, para que las utilicen en el momento en que, luego de recordar cuando eran felices y no se habían dado cuenta, discuten y maldicen removiendo sus úlceras gástricas en reuniones familiares.
PRECIO. 3 $

MERCANCIA 3. Ese olorcito ácido que sale de las axilas llamado popularmente violín, muy en boga en estos días, cuando nos retardamos en comprar el desodorante o en preparar la famosa mezcla de limón y bicarbonato.
CLIENTES POTENCIALES. Compañías fabricantes de chicharrones de cartón en bolsitas, poderosamente cancerígenos, para aumentarles a su producto el sabor a picante.
PRECIO. 8 $

MERCANCIA 4. Sustos producidos cuando salimos de la casa a comprar alguna cosa necesaria para el hogar y nos damos cuenta, en medio de la calle, luego de media hora (y porque la gente se nos queda mirando con cara de paisaje) de que se nos olvidó el tapaboca.
CLIENTES POTENCIALES. Esas personas beatas católicas que no creen en el bloqueo genocida gringo, para cuando reciban alguna noticia conmovedora a sus piadosas sensibilidades y exclamen: ¡Fin de Mundo!
PRECIO. 5 $

MERCANCIA 5. Pesadillas nocturnas donde aparecen toda clase de bichos de uña de la oposición fascista, cipayos, indeseables, monigotes auto presidenciales y funcionarios gringos.
CLIENTES POTENCIALES. Escuálidos fanáticos e idólatras que se la pasan en un acto permanente de amor-odio, nombrando por las redes a estos sátrapas. El producto tiene efecto reversible; lo pueden usar como pesadilla o como sueño celestial, de acuerdo a la última trastada que les hayan hecho. ADVERTENCIA. Se recomienda que paguen por adelantado, porque una vez narrada la pesadilla, se pueden ir con la cabuya en la pata.
PRECIO. 10 $

MERCANCIA 6. Enconos emocionales necesarios para inventar toda clase de dispositivos de resistencia contra los gringos y demás sicarios regionales, en caso de que se les ocurra la muy mala idea de invadir nuestro territorio, tales como: latas de orine piche para echárselas en los ojos, máquinas para meter zancadillas y echarles lo anterior, huecos para producir esguinces, cortaúñas eléctricos que una vez encendidos no se apagan jamás y otras maravillas.
CLIENTES POTENCIALES. Camaradas con limitaciones creativas o excesivamente compasivos.
PRECIO. ½ $ (solidario)

MERCANCIA 7. Mentadas de madre visuales. Las lanzamos cuando estamos ante la presencia de comerciantes inescrupulosos que, teniendo tremendo negocio con ganancias especulativas, carro, apartamento, etc, se la pasan hablando de que la situación está mala y que el gobierno debería caer.
CLIENTES POTENCIALES. Esos mismos comerciantes para que las usen contra sus colegas especuladores en el momento en que se descubran una trácala comercial que suelen hacerse entre sí.
PRECIO. 20 $

MERCANCIA 8. Bostezo cuando la comida es poquita o cuando unimos el almuerzo con la cena.
CLIENTES POTENCIALES. Bachaqueros que esperan adormilados en sus ventorrillos la mercancía proveniente de la especulación o el tráfico con los productos del CLAP. También parlamentarios que se duermen en las sesiones de cámara sin que se afecte su abundante “quince y último”. OFERTA. (En el caso de los diputados) Por cada cinco bostezos comprados les obsequiamos un ronquido completamente gratis.
PRECIO. 5 $

MERCANCIA 9. Inquietud que nos da cuando hacemos largas colas para comprar un producto de gran demanda y los dependientes están contando el último chisme de Neftlif.
CLIENTES POTENCIALES. Esos saboteadores corruptos que y al ser descubiertos deben maquillar su situación con urgencia en la oficina de donde fueron despedidos. OFERTA. Se lo vendemos por pago-móvil, antes de que reciban la medida judicial, con algunas carcajadas incorporadas completamente gratis.
PRECIO. 3 $

MERCANCIA 10. Pesimismo que nos pudiera dar cuando nos enteramos de que un funcionario que ha sido ineficiente en alguna institución del Estado, aparece por las redes en las listas de aspirantes a un cargo eleccionario, en una fotografía exhibiendo una sonrisa de payasito.
CLIENTES POTENCIALES. Partidarios de Donald Trump para que se los regalen en forma de encuestas desfavorables a los partidarios de Joe Biden. Igual se puede hacer la venta al revés.
PRECIO. 10 $
MERCANCIA 11. Toses y estornudos con dramatización y sustico incluidos que nos salieron sorpresivamente al coger un resfriado común.
CLIENTES POTENCIALES. Esas gentes que no cree en la existencia del COVID-19, y se la pasa diciendo en todo lugar: “Eso es mentira del gobierno”, y luego son retenidos de noche y sin tapaboca en plena calle por los agentes del orden público. Para que los usen diciendo nerviosamente: “Esto es una simple gripe”, mientras se tienen que calar su charla y su respectiva lucesita en la frente, del dispositivo detecta-fiebres que les resguarda la vida.
PRECIO. Toses 2 $ y estornudos 3 $. Fiebre opcional 5 $.

MERCANCIA 12. Impotencia que sentimos cuando nos enteramos que los voceros de la Casa Blanca gringa observan en pantalla 4D los 50 buques de gasolina bloqueados y subastados por una legislación forajida, pirata y asesina. Naves enviadas por gobiernos solidarios que debieron anclar en el Puerto de La Guaira para surtir al pueblo de Venezuela.
CLIENTES POTENCIALES. Los rufianes gringos de la ONU y la OEA cuando tienen que escuchar a los Embajadores de Venezuela cantarles las verdades y denuncias en su cara, sin que puedan tocarles un pelo.
PRECIO. 10 $

SALDOS. Los depósitos del alma están infinitamente llenos de estas mercancías y otras reservadas exclusivamente al imperialismo capitalista, para explotarlas en su rostro criminal y cobrárselas al triple de los millones de dólares que nos han robado, gritándoles la consigna del comandante Che Guevara: “Ni un tantico así. ¡Nada!”.

Fuente: http://laguaridadeldruida.blogspot.com/2020/09/mercancias-para-vender-y-asi-paliar-los.html

Si quieres recibir en tu celular este y otros artículos descarga Telegram, e ingresa al link https://t.me/lavozdeguaicaipuro2 y dale click a Unirme.
#LaVozDeGuaicaipuro / #EnciendeTuVoz
@COPYLEFT / TODOS LOS ERRORES RESERVADOS

▶️Devuelvan a Carlos Lanz✔️

13:32:00


Por: Mayi Cumare, su compañera de vida.

Saludos cámaras.

Un mes y 19 días de la desaparicion de Carlos. Estoy desesperada, angustiada, preocupada. Son muchos días y siento que poco a poco merma el afán, el ímpetu y la fuerzas que inicialmente marcamos presión por los medios. No sé que hacer ni dónde buscar. Cuando me llega alguna señal, allí voy. Me han pedido rescate y hemos pagado, son múltiples las hipótesis que me llegan de distintos sitios, pero a un mes y 19 días seguimos sin saber del paradero de Carlos.

De hospital en hospital, de sitio en sitio, de extorsionador a extorsionador, de interrogatorio a interrogatorio, tratando de dar con un lugar, con alguien que con certeza nos diga dónde está Carlos Lanz.

Compañeros, compañeras, hermanos y hermanas, el tiempo pasa y veo en los twitazos y las movilizaciones, que la desesperanza va ganando terreno en algunos y algunas. La tristeza, la rabia, la impotencia y la arrechera de no encontrar una explicación lógica sobre el paradero de Carlos, quién lo sacó de la casa, por qué se lo llevó, para qué y a dónde, se apropian de todos mis sentidos, de mi cotidianidad y de mi existir.

Desde la oración, la fe y el aferrarme a la espiritualidad, sigo confiando, esperanzada y con mucho presentimiento que Carlos Lanz está vivo esperando desesperadamente que lo rescatemos. Pido con vehemencia una señal.

Ruego a quien sepa algo que por favor hable, ya es suficiente tanto dolor, tanta espera por los organismos de seguridad que muchas veces creo, están muy desubicados y confundidos. Ellos no pueden entender que Carlos Lanz es una persona distinta al común y que su relación con los suyos es distinta al resto de los mortales, por eso, algunas hipótesis ilógicas y absurdas me ratifican que muchos y muchas no conocen realmente a Carlos Lanz.

Cámaras, disculpen esta descarga de sentimientos encontrados pero necesitaba desahogarme y contarles sintetizadamente lo que vivo a diario. No cuento con mucho espacio para explicar lo que siento y quién mejor que uds, los solidarios y solidarias, los que están allí, los que actúan en favor de Carlos Lanz, nuestros hermanos y hermanas. Gracias por estar en estos enternos e infinitos 50 días sin saber de mi amado y admirado Calucho.

Continuemos sin descanso, sin demora y sin subestimar ninguna información. Si alguien sabe, escuchó, vió, lo tiene o tiene idea del paradero de Carlos, por favor, se lo ruego, lo suplico, lo imploro, dígamelo, devuelvalo, llameme o envie un mensaje anónimo si quiere, pero por favor, por el amor de Dios, ayúdeme a encontrar a mi viejo, sabio y generoso compañero de vida.

Desesperadamente,

Mayi Cumare







Si quieres recibir en tu celular este y otros artículos descarga Telegram, e ingresa al link https://t.me/lavozdeguaicaipuro2 y dale click a Unirme.
#LaVozDeGuaicaipuro / #EnciendeTuVoz
@COPYLEFT / TODOS LOS ERRORES RESERVADOS

Educación y pandemia: Una oportunidad para enraizar nuestra segunda independencia

15:25:00

Educación y pandemia: Una oportunidad para enraizar nuestra segunda independencia

En este momento las visiones y prácticas sobre la pandemia generadas por el virus COVID-19 son variadas y están colocadas en distintas esferas de las sociedades con sus intereses e influencias grupales; se trata de un problema de salud mundial. De la extensión y duración del mal igual se tienen distintas ópticas que mantienen a los gobiernos, las clases dominantes y a los pueblos en alerta y expectativa. De varios países han surgido prototipos de vacunas augurando combatir y acabar con la afección, lo que da esperanza y buena vibra, sobre todo desde la posibilidad de frenar la indeseable y sufrida cadena de decesos, amainar el tormentoso contagio que obliga al encierro, fortalecer la prevención, retomar el ritmo productivo en todos los espacios (sobre todo el económico), recobrar la cotidianidad como el bien social integral, el tesoro colectivo más apreciado y afectado: salir paulatinamente y con visos ciertos de terminar la cuarentena para volver al confiado afecto de la calle, a la siempre seductora sociabilidad política, a la conspiración para la amistad, a la defensa permanente de la vida, en cualquier condición política en que se encuentre, pareciera ser muy importante.

Uno de estos espacios sociales afectados en toda la Pacha Mama es el educativo. Con sus altibajos, diferencias y consecuencias, los gobiernos han tomado medidas para resguardar lo más posible los procesos formativos institucionales. En el mes de septiembre de Venezuela se nos presenta el desafío del tradicional regreso a clases con la sociedad afectada por el peligro aún latente de la pandemia y una cuarentena que ha obligado a la institución educativa a orientar un plan desde la casa desde el mes de marzo en que se fue declarando la alarma en todo el mundo. El presidente Nicolás Maduro Moros y las instituciones respectivas han sometido a consulta nacional y popular la decisión del inicio de las clases. Sean cuales sean los resultados de la indagación, es al gobierno y su ejecutivo a quienes corresponde tomar la decisión porque, además de tener el resultado del dialogo en las manos, también tienen todos los guarismos y estudios generados por fuerza de esta gripe mortal en sus cuadros estadísticos e investigativos y los mismos le dan la posibilidad de estimar, proyectar y orientar acciones, cuestión que hasta el momento ha sido de gran acierto y genera confianza. Sin embargo, independientemente de las modalidades a implementar colectivamente en el regreso a clases, hay lecciones aprendidas desde iniciada la cuarentena, nada desestimables. La experiencia de la escuela, el liceo y la universidad en casa, amén del trauma y la crisis sufridos y enfrentados, nos ofrece un buen punto para, además de coordinar, alentar y orientar acciones, dar continuidad a un análisis de nuestra educación como proceso, ya iniciado en Revolución (y desde mucho antes), reflexión nada conveniente de detener.

LA PRESENCIALIDAD EDUCATIVA: MANDAR EL MUCHACHO A LA ESCUELA


¿Cuándo no ha sido problema o dilema para los padres, madres y representantes mandar el muchacho a la escuela o al liceo o a la universidad -si se trata del pregrado? Cualquiera diría con justicia: “pero es que ahora tenemos pandemia”. Sí, de acuerdo, éste es un problema crucial, pero es de naturaleza táctico, del momento, de la coyuntura por la aparición del COVID-19. Se debe ver que histórica y estratégicamente, la presencialidad en la escuela está afectada y no desde hace poco tiempo. Debemos decir que estos espacios educativos sufren un descentramiento del objetivo social que una vez tuvieron; teleológicamente hablando las instituciones educativas como espacios del saber, aprendizaje y conocimiento ya no tienen la misma centralidad que sostuvieron desde el período de la ilustración o también llamado modernidad (siglo XVII). Algunas personas todavía llorarán esta dislocación, pero la escuela, el liceo, la universidad ya no son los centros que fueron de la información, comunicación, ni vórtices fundamentales de la educación.

Cuando el muchacho y la muchacha llegan a la escuela o al liceo, cuando el adulto la adulta llegan a la universidad tienen un inmenso universo tecnológico a su alrededor de naturaleza informativa, comunicativa, recreativa, investigativa ocupando el centro de sus dimensiones educativas, de conocimiento y aprendizaje, donde las estructuras e instituciones tradicionales para tal fin están desplazadas y llegan a ser, muchas veces, sólo un apéndice necesario para pasar de grados, incluso, de acuerdo a la calidad del proceso vivido, se transforman en un mal necesario. Esto afecta y conmociona severamente la presencia del estudiante en la estructura educativa porque se produce una disparidad, a veces parecida a un abismo, entre sus expectativas y la oferta de las instituciones, debido a que se han trastocado sus intereses sobre los contenidos, cuyo olor a caducidad o desactualización (sobre todo epistemo-metodológica) sale por las ventanas y puertas de las aulas hasta posarse en el ánimo del estudiantado. Esto es un problema mundial de la educación.

La institución educativa viene trabajando esta situación en muchos países pues se trata de poner al día a las dimensiones escolar y universitaria y a los y las docentes con el desafío tecnológico, pero esto no es sólo un problema de adaptación a una base científico-técnica, ni de los contenidos asimilables, además está el factor que se discute con mucho énfasis en Venezuela y es la estructura educativa como espacio posible para el encuentro social, sabio, solidario, ciudadano, amistoso, afectivo, eternamente influyente. Entonces no sólo se trata de mandar el muchacho a la escuela o al liceo; la significación es que la escuela o el liceo son también espacios para la vida, porque la educación también requiere de procesos abiertos que den vida a las relaciones institucionales, sociales, comunitarias para el porvenir y, no teniendo la importante centralidad de antaño, poseen en su historia un acervo cultural y social trascendental que se han constituido en referentes importantes e imprescindibles para los pueblos.

LIBERTADOR SIMON BOLIVAR

La realidad generada por la pandemia del COVID-19 en Venezuela ha abierto un diálogo que, bajo tensiones propias de un peligro sanitario muy bien enfrentado por el gobierno bolivariano y el pueblo, está tornando hacia un problema coyuntural de salud, cuando más bien debe colocarse en el sitio educativo correspondiente. Por ejemplo: si se implementara con éxito la vacuna, que es lo deseable, el problema de salud mermaría considerablemente a una dimensión preventiva en la escuela, sin embargo, las significaciones y problematizaciones de la presencialidad educativa aquí señaladas continúan y se deben seguir dialogando y problematizando, ahora con la valiosa experiencia dejada por el trayecto en la pandemia y en los distintos momentos de cuarentena.

LOS TELERIN ANDAN DESPIERTOS

LO NUESTRO

Así como la centralidad educativa de las instituciones destinadas para tal fin está afectada, también la función de la familia como socializadora de la educación ha visto su gran conmoción: está de vuelta. En épocas anteriores al período de la ilustración, la familia jugó un papel importante en la formación de los seres humanos hasta que las instituciones educativas se fortalecieron y pasaron a ocuparse de la educación en los distintos niveles casi por completo. De acuerdo a la característica escolar, la clase social, las estructuras educativas, los estudiantes asimilaban su proceso y eran excluidos o se incluían y la familia fungía como aliada casi sumisa de aquel proceso institucional, pues había entregado aquella potestad a los claustros cuya centralidad se hizo absoluta; las escuelas han ofrecido la imagen de monasterios portátiles. Se llegó a pensar, erróneamente que sólo la escuela educaba. Hoy, no sólo la escuela no es la única que educa (nunca fue así, repetimos), además, la familia ha ido recuperando paulatinamente su rol de socializadora de la educación, tanto que, en Venezuela, el sistema educativo ha acentuado este reconocimiento que se viene haciendo desde mediados del siglo XX y el Presidente Nicolás Maduro está enfatizando en la consulta del regreso a clases en la participación de la familia, para tomar una decisión educativa bajo una grave coyuntura sanitaria. Hacer esta convocatoria antes de la llamada Segunda Guerra Mundial en el siglo XX no hubiese ocurrido, mucho menos en el Abya Yala con el cuadro de gobiernos dictatoriales. Sólo con el muy importante signo dialógico y democratizador de la actitud gubernamental venezolana hacia el pueblo y la República, incluir a la familia ha sido posible.

PRESIDENTE NICOLÁS MADURO MOROS

Durante la cuarentena de 2020, la actitud educativa de la familia venezolana, en general, ha sido importante, muy significativa. La incorporación de la familia ha sido de preocupación activa a pesar de las dificultades confrontadas en lo sanitario y lo económico. Esto responde al interés siempre habido como pueblo y al perfil de sociedad que conformamos. La familia se avocó a indagar para la resolución de las asignaciones con los recursos y personas habidas en la propia comunidad. Madres localizaron profesores y profesoras del bachillerato de las distintas materias. Familias (no acostumbradas a hacerlo) se inmiscuyeron en los aspectos organizacionales del trabajo integral. La preocupación participativa del sujeto educativo familia al llamado a las actividades en casa ha sido activa y con efectivos signos de movilización social. Así algunos sectores sociales opositores contravengan, esto nos dice que son poderosamente influyentes los veinte años de revolución bolivariana, en los que una de las prioridades de inversión social ha estado en la educación y lo revelan las Misiones sociales desplegadas. En ese espacio activo y comprometido, la familia (sobre todo las de ubicación popular) ha participado en la incorporación de todo el núcleo, a una extensa oferta que va desde la educación inicial hasta la universidad. Además, ha participado en espacios alternativos de educación política desplegados en toda la sociedad, debido a los activos debates habidos en la dinámica social, cuya deliberación tendiente a lo electoral han generado un alto grado de conciencia que han convertido al pueblo venezolano en uno de los más politizados de la Pacha Mama. La familia venezolana se ha visto beneficiada con este crecimiento político, independientemente de la tendencia partidista, que hacen nada casual su incorporación al debate de la educación como activa socializadora de esos procesos.

DESCENTRADA Y TODO LA QUEREMOS

COMANDANTE MAESTRO

La escuela deja en los seres humanos una marca o impronta para siempre. Tanto su presencia activa como su ausencia son de sensible significación en la experiencia social de vida. Debiéndose a lo tecnológico, el descentramiento abre unas posibilidades de diálogo dinamizador de las relaciones donde la sociedad venezolana no está en cero. Hasta por sufrimiento intuitivo, de este descentramiento (en sus ausencias, disgregaciones, distanciamientos y caducidad) se han dado cuenta todos los sujetos educativos, aunque no haya sido sencillo encontrar alternativas, dada la complejidad del fenómeno.

LAS TICs AL ANCANCE DEL PUEBLO

Una de las dificultades frente al diálogo es la colocación de la discusión en un sitio paradigmático en el que muchas y muchos no estamos formados y aún no comprendemos los alcances de la reflexión ni de la práctica a dinamizar. Paradigmáticamente el debate educativo no es una simple refriega de naturaleza científico-técnica. Es un, diríamos, estupendo cambio de visión de la realidad. El traslado de la escuela a la casa con apoyo de la tecnología ha significado la rememoración y revalorización de la apuesta del comandante Hugo Chávez (quien sí había experimentado el cambio paradigmático de visión de la realidad) por el arme tecnológico del pueblo, que llevó el celular a las clases populares, las Canaimitas a la escuela y la familia. También ha colocado a la escuela en el debate social con perspectivas de provenir al promover a la educación como un venturoso espacio político que algunos sectores de la sociedad y el pueblo miran con recelo (debido a la propaganda de los grupos reaccionarios que se tragan la mentira oligarca de que la educación no debe ser política), en este decisivo punto, el proyecto educativo bolivariano se ha colocado como vanguardia.

Sin embargo, el programa de Escuelas, Liceos y Universidades desplegado por los dos gobiernos bolivarianos, tiene aún una profunda reflexión por delante que aviva este tránsito de pandemia, pues se trata de dialogar la estructura de las instituciones aún enclavada en el molde escolapio, disciplinar, autoritario, patriarcal, machista que ya no tiene mucho qué decir ante el descentramiento planteado ni ante las exigencias de los cambios globales y planetarios que experimentan el Abya Yala y la Pacha Mama. En estos momentos no se puede forzar a la escuela, al liceo ni a una universidad a emprender una función que ya no cumplen por razones históricas, sin practicar las debidas reflexiones y problematizaciones que estén incluidas en procesos permanentes de formación política. Este forcep afecta a toda la sociedad y sobre todo al sujeto estudiantil, proyectado desde hoy hacia el porvenir.

AQUILES NAZOA MAESTRO DE LAS COSAS MAS SENCILLAS

En este crucial debate es importante que el docente se ubique en el centro de la problematización política que le plantea la influyente información que tienen el estudiantado, para preguntarse a diario por los desafíos que la complejidad del proceso trae consigo, sobre todo en las dimensiones epitemo-metodológicas. Cuando algunos de estos profesionales, desde una perspectiva política reaccionaria, vienen rechazando los estupendos libros de la colección bolivariana y ofreciendo resistencia al no menos interesante contenido de las canaimitas y ahora han tenido que enfrentar las clases con la práctica tecnológica en la cuarentena, perciben con más evidencia que su participación (ya no su centralidad) está siendo sustituida desde ayer, y en no pocos casos, por sujetos extraños al proceso educativo pertinente.

FRANCISCO GUTIERREZ MAESTRO DE LOS NUEVOS PARADIGMAS

Desde esta perspectiva la discusión se vuelve interesante de cara a la presencialidad, porque se cruzan varios testimonios experienciales de los sujetos que han transitado la cuarentena con sus intereses y expectativas, a saber: el del estudiantado con la práctica de la escuela, el liceo y la universidad en casa que tiene la socialización cotidiana afectada; el de los padres, madres y representantes participando fragmentadamente en la experiencia y viendo con preocupación un cambio del que no se ha dado cuenta o no comprenden, ni han reflexionado a profundidad; el del Estado bolivariano a quien corresponde administrar la cuarentena evaluando los resultados integrales y planteando políticas efectivas; el del gobierno como ejecutor de las políticas con acciones dinamizadoras de financiamiento y proyector de planteamientos éticos y el del pueblo organizado como colectivo patrio y espacio político encargado de influir con su interés en una educación de los hijos e hijas del porvenir.

PAULO FREIRE MAESTRO DE LOS OPRIMIDOS

Como consecuencia del descentramiento dialogado, otro aspecto de orden epistemo-metodológico a observar con detenimiento es el problema mundial que signa el agotamiento de la clase magistral como estrategia en el aula, debido al abuso pedagógico que coloca al docente a depender con permanencia de los oxidados enrejados didácticos y el exceso de su palabra y experiencia. Esta merma ha hecho que se entenebrezca el diálogo estudiante-docente al silenciarse la palabra del estudiantado, se secuestre también el proceso evaluativo al centralizarse en el rol docente. La clase como intercambio de saberes perdió la perspectiva (siendo en esencia un diálogo) en la expectativa del docente y en el interés del estudiantado. No rechazando totalmente la clase magistral (que tiene estupendos escenarios naturales en foros y seminarios), la escuela, el liceo y la universidad requieren de otras gravitaciones diversas de diálogo que la audiencia estudiantil perfila y exige. En el caso de la escuela y el liceo, tienen una vigencia imperecedera los pensares y propuestas del maestro brasileño Paulo Freire; y en el de la Universidad, uno de los exponentes más significativos de este agotamiento es el físico catalán Jorge Wagenberg quien dedicó su interesante libro El Gozo Intelectual a exponer las dimensiones de la crisis de la clase magistral en la educación, llegando a proponer a la cantina y la biblioteca como espacios válidos de conocimiento y aprendizaje en las universidades.

AGUSTIN AVELEDO MAESTRO DE JUVENTUDES

Despiertos y vivos están en Venezuela los debates de la escuela recreativa para el saber y la investigación, donde la infancia se ha hecho más política, entre otras cosas, por el ejemplo vivo y perenne del comandante Hugo Chávez. Las discusiones acerca del liceo científico, investigativo, creativo que albergue a los estudiantes y no los extrañe del salón ni los expulse del recinto, también tienen más vida que nunca. La reflexión de siempre por una universidad sabia, experimental, ensayística, innovadora que intelectualice sin alienar, profesionalice sin castrar, politice sin banalizar cada tanto asoma su debate; inmersos todos en un sistema educativo público para la productividad, la heurística física y espiritual, las epifanías para despertar conciencias y conmover desde las artes del vivir. Esto coloca también como sujetos fundamentales a las y los educadores desde una profesión que no ha dejado de tener una importancia vital para el pueblo en tanto humanos y humanas para las políticas de la gente.

BIENAVENTURADO EL ESTADO QUE ES DOCENTE

LB PRIETO FIGUEROA MAESTRO DEL ESTADO DOCENTE

El maestro venezolano Luis Beltrán Prieto Figueroa fundamentó con pluma, experiencia y pensamiento hábiles y sabios, la misión y visión del Estado Docente. Tomando la exitosa incidencia mundial del economista brintánico John Meynard Keynes, quien propuso para las sociedades de la Pacha Mama el fortalecimiento de un Estado inversor en los proyectos sociales e instituciones públicas, el maestro margariteño desarrolló la teoría del Estado Docente como espacio filosófico, planificador y administrador de los proyectos educativos de la sociedad venezolana. Basadas en una transparente y lúcida relación entre el Estado venezolano y el resto de la sociedad, la educación estaría protegida por su potestad, estableciendo una armonía en las iniciativas de la escuela pública.

CECILIO ACOSTA MAESTRO DE LOS ALTOS MIRANDINOS

La guerra económica contra Venezuela y la pandemia trajeron consigo una contracción en la economía. La administración e inversión educativa pública han visto reducidas sus posibilidades de expansión. La pandemia que obliga al gobierno a decretar la cuarentena, introduce la cámara lenta de una prisión en la sociedad mundial y entre lo dañino, hace posible ver los problemas con sus detalles importantes. En el caso de la educación, las estructuras institucionales vacías, los sujetos en sus casas, la dinámica reducida, posibilita mirar las incidencias y los problemas desde las pantallas y las estadísticas con las tensiones que trae consigo no palpitar juntos y juntas en la cotidianidad. Esa agresión sanitaria, esa contaminación bacteriológica, crecientemente reconocida como una trama de los poderes mundiales, también ha permitido observar los problemas en varias dimensiones; ha obligado a mover el paradigma en el que estamos formados.

ARGELIA LAYA MAESTRA GUERRILLERA

La tarea del Estado venezolano (Docente), siendo hasta ahora eficiente a pesar de los graves problemas, continúa teniendo en el horizonte cometidos titánicos en lo organizativo, administrativo, político y productivo. En veinte años de proceso bolivariano, los esfuerzos por hacer del proyecto de educación un espacio productivo que tribute a la soberanía alimentaria y al cambio de la mentalidad rentista en vastos sectores de la sociedad han sido débiles y de poco alcance por diversos factores. Un indicador es la mentalidad burguesa que aún subyace en los distintos sectores de la sociedad y ofrece fuertes resistencias a mirar los problemas de manera socializada, colectiva y sobre todo popular. Animadas (y hoy decepcionadas por sus mentores políticos) personas de estos sectores reniegan del papel del Estado como protector e inversor de la educación y son acérrimos críticos de la educación pública.

SIMON RODRIGUEZ EL HOMBRE MAS EXTRAORDINARIO DEL MUNDO

El llamado sigue estando en que el Estado vele por el bienestar de todos los sectores de la sociedad, sin embargo, ese objetivo debe librar la contradicción económica que trae consigo, en favor de las clases mayoritarias. De allí que la educación que debe proteger el Estado bolivariano venezolano es la Educación Popular (Simón Rodríguez). El período de cuarentena visibilizó esta finalidad. Quienes están desplegados en los sectores populares incluidos en la educación pública demostraron la experiencia habida con la tecnología para cumplir con las asignaciones y seguramente allí confrontaron problemas de diversa causa y consecuencia, corresponde al Estado evaluar la efectividad y alcances de esta experiencia.

JOSE MARIA VARGAS MAESTRO DE LA CIENCIA

Una gran ausencia presenta el Estado docente en Venezuela, que significa una deuda en la situación de la supervisión educativa. Es bastante probable que la educación de nuestro país sea la única en el mundo con esta vital dimensión ausente, hasta la llegada del COVID-19 que ha obligado a supervisar el proceso desde la perspectiva sanitaria: ya es algo. Sectores reaccionarios de la sociedad se han negado rotundamente a la aplicación de una supervisión estatal bajo la banal consigna “Con mis hijos no te metas”, aludiendo a una estrategia de adoctrinamiento cuando, por el contrario, es el imperio capitalista y sus cancerberos ideológicos quienes se meten con sus hijos adoctrinándolos en valores perjudiales. Ha sido esta pandemia imperial la que ha obligado al gobierno a restringir grave y urgentemente su dinámica escolar, la que ha puesto en serio riesgo la salud de toda la familia, la que aún amenaza la vida del pueblo. En adelante, una estrategia integral de supervisión educativa debe llevarse adelante con el fin de fortalecer los proyectos y desde la dimensión axiológica resguardar el aire vital de nuestros hijos de la asfixia capitalista.

BEATRIZ CORTEZ MAESTRA ORGANIZADORA

En el caso de los y las docentes y sus ingresos, se abre una discusión tensa (como siempre ha sido) enfatizada en los problemas generados por el bloqueo gringo, el saboteo interno y la guerra económica. El sujeto educativo docente suele colocar el querido fragmento del maestro Simón Rodríguez cuando defiende la atención de sus necesidades por parte del gobierno republicano; tenerlo presente es clave debido a la potencia subjetiva habida en la necesaria moralización de las actitudes personales y colectivas. Así como el gobierno bolivariano reconoce el esfuerzo y entrega de maestros y maestras, educadores en general, también debe tener presente la necesaria retribución de ese esfuerzo dentro de los, por ahora, limitados planes económicos, en cuanto sea posible.

SALPICON DE TEMAS

VICTOR VALERA MORA MAESTRO POETA

La reconfiguación del uso de la tecnología de la información en la educación. Con la percepción y práctica que hayan tenido los diferentes sujetos del proceso educativo venezolano durante la cuarentena, seguramente sus visiones de lo tecnológico han cambiado y en muchos casos se ha transformado radicalmente. Los profesionales de la docencia, han tenido la irremediable posibilidad de problematizarse tanto epistemo-metodológicamente como en los aspectos ontológicos (del ser educativo) y el de los valores (axiológicos). Desde los docentes negados a mirar el celular como una potencia educativa, a otros y otras reticentes a dejar de utilizar papel para los trabajos escritos (continuando con la depredación de los árboles), pasando por aquellos y aquellas que han hecho de las presentaciones en power point un placer cotidiano, y otra gama y matices de experiencias habidas en esta práctica emergente, seguramente hay en este momento propuestas interesantes vertidas en la consulta.

ZOBEYDA JIMENEZ MAESTRA CIMARRONA

En el caso de la familia, el reflejo de tan importantes aportes se verá en el estudiantado para quienes el advenimiento definitivo y convencido de la tecnología debe significar una felicidad. La falta de sinceración en la utilización de este recurso, por no pocos docentes, ha impedido el amplio despliegue del potencial creativo estudiantil quienes continúan sub-utilizándolo en cuestiones banales. El Estado desde el sistema educativo bolivariano debe continuar (en el legado del comandante Hugo Chávez) el financiamiento de proyectos en las tecnologías de la información a utilizarse potencialmente en el trabajo de aula y en la integralidad educativa.

JM BRICEÑO GUERRERO MAESTRO DE LA FILOSOFIA

El tiempo educativo es otra dimensión altamente problematizada por el descentramiento escolar. Tradicional y hasta autoritariamente, la escuela hereda la organización de sus tiempos (también llamados horarios) de la escuela fabril medieval que tiene fuerte influencia del catolicismo y se basa en el encierro del salón de clases y la obligación satánizada del recreo o receso. Cuando se comparan los tiempos de la escuela, la fábrica y la cárcel, no se está hablando en abstracto. Este esquema de tiempos está definitivamente desfasado en el caso de la escuela, el liceo, incluso en la universidad por el pregrado, que algunas veces convierten algunas instituciones en liceos. Además, los esquemas de tiempo no están centrados en el interés del estudiantado sino en el de los docentes y la institución, esto hace imposible innovaciones creativas, destinadas a ser desplegadas desde el poder heurístico del estudiantado.

HERNAN PERALTA MAESTRO SABIO

El número de estudiantes por aula. La última gran masificación educativa occidental se promovió luego de la llamada Segunda Guerra Mundial y su modelo a seguir (da dolor decirlo) ha sido la experiencia de la educación de la Alemania nazi, sin duda pedagógicamente efectiva, donde se demostró la eficiencia educativa masificadora que llevó a millones de soldados, con orden y disciplina, a invadir y destruir la mayoría de países europeos. La tendencia del número de estudiantes por aula de esa experiencia alemana es alta aunado al impulso de la estrategia de clase magistral de la que ya se habló. La armonización del número de alumnos y alumnas por aula, además de ser una reivindicación laboral y exigencia a la formación permanente del docente, incide en la calidad educativa, el tiempo escolar, los procesos epistemo-metodológicos y la felicidad educativa.

JOSE MARTI MAESTRO LIBERTARIO

Ciencia y educación: algo más que un desafío. Una dimensión pesa como cuestionamiento sobre el proceso bolivariano y está en la concepción y hacer de la ciencia en los procesos educativos. Esta afección de la pandemia, debemos decirlo autocríticamente, pone al descubierto la inmensa debilidad en materia científica que tenemos enclavada en la más lamentable dependencia. Desde Venezuela, podemos decir mucho acerca de la manera como nos hemos organizado con la égida del gobierno bolivariano para combatir la pandemia en el escenario social, sin embargo, desde el aporte científico a la investigación y alternativas técnicas estamos muy débiles. El ojo del huracán de este problema es esencialmente educativo. Amén de que en la siempre hablada transferencia tecnológica que debe procurar y vigilar el Estado a través de convenios que respondan a intereses patrios, no se ven estrategias concretas que nos apuntalen desde la esfera científica. En nuestra educación pública aún no se reconoce el investigador potencial, posible y habido en cada estudiante. Ontológicamente, la concepción investigativa es lamentablemente pedagógica, reproductora de modelos dependientes de signo colonizador, repetitiva, libresca, sometida a un docente que tiene dificultades para reconocerse también como investigador-investigadora y con estas falencias les será muy dificultoso hacer sentir a sus estudiantes como científicos y científicas. Nuestra educación está distanciada frente a los problemas básicos de la ciencia y muy opaca respecto a dimensiones científicas de improntas propias, raizales, populares. Creemos que esto se debe a la dependencia de modelos colonizantes y a estar sumidos en una ciénaga cultural amamantada en la IV República -que fue capaz de eliminar las Escuelas Técnicas- que nos impide vernos como científicos y científicas. No se ha impulsado desde las bases educativas y con sentido orgánico, el posible despliegue de una cultura científica. La escuela, el liceo y la universidad no hacen sentir a nuestras juventudes como posibles científicos. Se sigue jugando a la proyectada visión hollywodense (gringa) del genio por descubrir, que de existir, se lo toma la burguesía o las multinacionales como presea mercantilizada. Buena parte de nuestros hombres y mujeres de ciencia aún están hipotecados al capital privado como en tiempos de la IV República. Preguntas: ¿Se sienten científicas nuestras enfermeras o nuestros técnicos en electricidad o en las hidroeléctricas o los profesionales de la medicina o quienes siembran la tierra? ¿En la escuela se les considera como potenciales científicos a los estudiantes de la educación inicial o del liceo? Cesando las interrogantes tenemos una paradoja: se habla mucho, con sobrados méritos del científico (popular) Luis Zambrano como ejemplo, se le han otorgado premios y homenajes, sin embargo ¿Cuánto se promueve efectivamente su ejemplo con difusión e inversión del hacer científico en la educación? Si buscáramos en todo el territorio nacional los aportes científicos al combate de la pandemia veremos que son, aunque importantes, ínfimos y la mayoría de iniciativa personal. La pandemia develó que, si no superamos los nefastos efectos del entreguismo colonizador de la IV República, tendremos un desierto en la dimensión científica como política educativa pública de Estado que no producirá ni tormentas de arena.

¿REGRESAR A CLASES PARA QUÉ?

RAFAEL ANGULO MAESTRO DE LOS PUEBLOS

Para continuar haciendo una revolución y así seguir fortaleciendo nuestra segunda independencia que transforme definitivamente las relaciones de poder, colocando a la clase mayoritariamente popular en el interés social central, ya que siguen siendo los y las trabajadoras, los y las comunidades populares los beneficiarios multiversales de todos los procesos educativos a desplegar; a sus intereses mayoritarios deben estar consagrados y dirigidos todos los esfuerzos del Estado y del gobierno bolivariano. Los valores a promover y fortalecer en la educación son los detentados por los pueblos. Las éticas basadas en la solidaridad entre humanos, el cuido de la Pacha Mama y todas sus especies vivientes, la descolonización del pensamiento y de los haceres, la fraternidad entre los pueblos, la lucha contra todo imperialismo y sistema que atente contra nuestra soberanía, independencia y autodeterminación, el destierro definitivo del patriarcado como estamento que ha impuesto la discriminación de la mujer y de los pueblos, deben estar en la acción y reflexión del regreso a clases. Y el no menos importante deseo jurado de que contribuyamos con ahondar la imposibilidad de que la pandemia capitalista, una vez vencida, vuelva a suceder.

Si quieres recibir en tu celular este y otros artículos descarga Telegram, e ingresa al link https://t.me/lavozdeguaicaipuro2 y dale click a Unirme.
#LaVozDeGuaicaipuro / #EnciendeTuVoz
@COPYLEFT / TODOS LOS ERRORES RESERVADOS

Marín

15:39:00


Por: Ilmer Belizario - Comunicador popular

Soy de un pueblo, que me permitio tener la sensibilidad en las primeras capas de la epidermis mia, 

Es vivir experiencia y no necesitar que nadie nos venga con sus cuentos e intrigas, ya que estamos reflejados de protagonista en su mayoria. 

El recuerdo rural es tan emocionante que ningún juego electrónico se compararia. 
Acaso ¿no es una aventura de película meterse en un neumático y dejarse rodar, sin seguro, ni casco ni el temor de perder la vida? 

O caminar descalzos por las calles húmedas en la lluvia inspirada y melodia, al buscar una canal que simulaba una cascada fugitiva y fria. 

Conocer a cada uno de los que viven en tu tierra amada y a veces mal querida, y mantener la amistad eterna, hasta con aquel que a trompadas resolvía cualquier jugada o rebeldia. 

Y los primeros amores... Escondidos entre la pared, un arbusto o un topochal en el patio trasero que ironia! . Para ocultar y salir impune, luego de cometer el peligroso delito de robar un beso que tanto pedias. 

El buscar el defecto para crear un ingenioso apodo, que marque al compañero de por vida. 

El grito, la buya, el gorgorio, que rompe el silencio, de las veredas vacías y del rancho lleno de felicidad genuina. 

El saltar de patio en patio, comiendo desde los árboles las frutas y chucherias. Sin importa la hora, el tiempo, lugar, ni el día. 

Ser de un pueblo, es tan grande que cualquier ciudad envidiaria. Dejar puertas abiertas y olvidar en las aceras los juguetes y las sillas. 

Yo soy de un pueblo y es el alma mía... Y cada vez que lo visitó se desborda mi alegría, y aunque de todo carecía, paradójicanente muy pocas cosas no tenia. 

Ya que lo más importante de la vida, eso sí sobraba y hasta se repartía. 

La sonrisa de mis viejos 
El calor de mi familia 
La compañía de mis amigos 
La diversión, de todo los dias 
El compartir el alimento y recibirlo del que menos tenía. 

El juguete hecho por nuestras manos, que no se agotaba ya que la creatividad surgía. 

El no botar nada ya que todo servía. Es que acaso, luego de una bebida la chapa no se transformaba en un juego de grandes ligas? O los trapos y harapos en muñecas no cobraban vida? 

Años que no vivo en mi pueblo y eso me da melancolía, pero cada vez que lo visitó, es como que la vida retoma su energía. 

Pocos se dan cuenta del tesoro hermoso que tienen a la vista, yo lo guardo en mi mente. 
Son los momentos más hermosos junto a la gente mia. 

Con sus defectos, y sus rabias, con sus tristeza, pobreza y poesía, con su lucha y esperanza, con su valor e hidalguía... 

Yo soy de un pueblo es mi orgullo, es mi esencia y alegría... Donde quiera que este... Mi mente está siempre junto a ese paisaje de mi gente sencilla...

Si quieres recibir en tu celular este y otros artículos descarga Telegram, e ingresa al link https://t.me/lavozdeguaicaipuro2 y dale click a Unirme.
#LaVozDeGuaicaipuro / #EnciendeTuVoz
@COPYLEFT / TODOS LOS ERRORES RESERVADOS

▷Capitalismo cognitivo y precarización del teletrabajo✔

15:05:00

Teletrabalho Foto: Pxhere / CC0 1.0

Capitalismo cognitivo y precarización del teletrabajo

Juan José Romero Salazar

Rasgos del Capitalismo CognitivoEl Capitalismo Cognitivo, se basa en un modelo productivo que trata de constituir ficticiamente al conocimiento en un bien escaso para convertirlo en una mercancía. Es decir, privatiza la producción científica para generar competencia a través de la manipulación del secreto tecnológico, con lo cual refuerza su teleología de generar ganancias y acumular capital. Por eso el trabajo intelectual que se realiza con las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), se convierte, en este modelo económico, en un Valor de Cambio, que ajustado como un producto es convertido en capital intangible que se cotiza de acuerdo con las exigencias del mercado.

Capitalismo Cognitivo (1) funciona con un esquema económico "parasitario que vive de las rentas, sobre todo del sistema financiero", lo cual ha conllevado al enriquecimiento desmesurado de empresarios vinculados con el tema de la información y del conocimiento, entre ellos el joven creador de Facebook, Mark Zuckerberg y el fundador de Microsoft, Bill Gates. Esto se debe a que en el Capitalismo Cognitivo la propiedad intelectual se revaloriza como un bien escaso, para su intercambio en el mercado mundial.

Por ello la racionalidad instrumental del capitalismo, en este modelo, se ha reconvertido cualitativamente hacia una intensiva utilización de las TICs, y se ha concentrado en la mercantilización de los saberes. El Capitalismo Cognitivo funciona como una forma de apropiación privada del conocimiento, la información, y, en las últimas décadas, de la llamada inteligencia artificial. Negando con ello el derecho a la información libre, la cual no implica la invasión al derecho de autor. Por el contrario, el derecho a la información libre se ejerce para proteger la propiedad intelectual de toda forma de monopolización, para que sea utilizado como un bien de utilidad pública.

Tendencias hacia la precarización del Teletrabajo

En el desarrollo del Capitalismo Cognitivo se ha fortalecido el Teletrabajo (2), que se ha acelerado actualmente por el confinamiento de la pandemia del Covid 19. Al mismo tiempo, la mayoría de las empresas han despedido grandes contingentes de trabajadores. Algunas estadísticas gruesas aportadas por el Observatorio de la OIT (2020), señalan que el desplazamiento del trabajo a escala mundial es alarmante, “revelan una disminución de la cantidad de horas de trabajo de alrededor del 10,7 por ciento con respecto al último trimestre de 2019, equiparable a 305 millones de puestos de trabajo a tiempo completo” (3)

Esa disminución de la cantidad de horas de trabajo, provoca el incremento de la tasa de desempleo, que se ve agravada porque algunas empresas, empujadas por la cuarentena, han despedido grandes cantidades de trabajadores, y en otros casos han convertido a muchos oficios y procesos en una especie de "maquila digital", porque el trabajo individual y a distancia se ejecuta de una manera informal muy “sofisticada”, caracterizada por una relación laboral omnipresente que se desarrolla a nivel virtual, con la utilización intensiva de las TICs, a través de un proceso-producto que tiende a una precarización direccionada por el empleador, para reducir los costos laborales.

Los "tanques pensantes" de orientación neoliberal han contemporizado con la conceptualización de las nuevas formas que adquiere la relación laboral en el ambiente digital, donde se está produciendo el auge del Capitalismo Cognitivo. En este sentido han asesorado a las élites políticas de los gobiernos neoliberales con el claro interés de crear un ordenamiento jurídico, que les permita "legitimar" el deterioro de las condiciones que presenta el trabajo a distancia, aislado de la dinámica social, en tanto que se realiza por cuenta propia, utilizando medidas restrictivas que tienden a favorecer las nuevas formas de precarización de la jornada.

En la conformación del ordenamiento jurídico relativo al Teletrabajo se ha avanzado en España, donde el Congreso de los Diputados está discutiendo el Anteproyecto de Ley de Teletrabajo, presentado por el Ministerio del Trabajo, el cual ha generado fuertes contradicciones por los intereses encontrados, que giran en torno a ese articulado. El Anteproyecto contempla que las empresas deberán pagar "en su totalidad" los gastos en que incurra el trabajador desde su casa, tanto los directos como los indirectos, con el uso de los medios y sistemas informáticos, telemáticos y de telecomunicación". (4) Mientras que en Chile, se aprobó una modificación del Código del Trabajo para incorporar una regulación del Trabajo a Distancia y el Teletrabajo, en términos muy parecidos al Anteproyecto de Ley que se discute en España. En tanto que en Argentina, Colombia, Ecuador México, Perú, y Uruguay, se han aprobado legislaciones específicas con la intencionalidad de reforzar el marco jurídico, para normar el Teletrabajo.

Paradójicamente, la no aplicación de estos lineamientos jurídicos ha conducido al incremento de la precarización, debido al carácter neoliberal que ha tomado la actual política económica en la mayoría de esos países, cuyos gobiernos no evidencian la voluntad política que se requiere para ejercer un control efectivo sobre los empleadores en el marco de las determinaciones que involucran los nuevos emprendimientos vinculados con el Teletrabajo. Se observa una desviación de la norma jurídica, dirigida básicamente hacia la flexibilización laboral para apoyar a los empresarios en la reducción de costos operativos en planta física, transporte y medios de trabajo, descuidando la protección social y la seguridad laboral del Trabajador.

Aun cuando no se puede ignorar que casi todas estas regulaciones contienen cierta protección para el Teletrabajador, así llamado en el léxico del Capitalismo Cognitivo, hay que convenir en que esta protección tiene más bien un carácter discursivo, sin una conexión con la realidad. Esto viene dado porque en ese contexto la normativa legal que plantea la obligación de las empresas de reconocer la propiedad de los medios de trabajo y del espacio físico que pertenecen al trabajador, no se cumple cabalmente. Por lo tanto, a través de este marco jurídico, se sigue "enmascarando" la lógica implícita de la flexibilización laboral, que vulnera la contratación progresiva que privilegia los derechos integrales del trabajador, porque más bien se centra en el convenimiento discrecional sobre la compensación del proceso-producto que impone el empresario sobre el trabajador.

Esta flexibilización laboral es propiciada por un discurso que banaliza el problema de fondo de las condiciones de contratación del trabajador, aludiendo a las supuestas ventajas del Teletrabajo, especialmente en lo que corresponde al establecimiento del horario y la comodidad de trabajar en el hogar. Dado el auge que va tomando la flexibilización laboral con la proliferación creciente del trabajo virtual, a distancia y deslocalizado, la jornada de trabajo tiende a estar exenta de una fiscalización y una contraloría institucional efectiva por parte del Estado, para garantizar el cumplimiento de las obligaciones del empleador con el llamado Teletrabajador, quien puede resultar lesionado en sus derechos, en cuanto a la estabilidad laboral, prestaciones sociales, derecho a la salud y la seguridad social y su derecho a la sindicalización. Independientemente que el marco jurídico está orientado a "amparar jurídicamente" estos derechos, en los países con Gobiernos de orientación neoliberal subyace una intencionalidad conscientemente orientada a la aplicación de la norma en beneficio de los intereses de las empresas, para aislar al trabajador y evitar sus vínculos grupales, para atenuar la conflictividad en la relación laboral, y enfrentar las limitaciones que se le presentan al negocio en esta coyuntura de la pandemia por el Covid 19. Por eso la protección del Teletrabajador tiende a diluirse en la formalidad de una declaración de principios que resulta inaplicable para consolidar el proceso productivo como un proceso social, solidario y humano.

En este marco, hay que advertir que la direccionalidad del enfoque crítico que asumimos en esta reflexión no está orientada a desconocer la viabilidad del trabajo que se realiza en el ambiente digital. Más bien, lo que aquí se aspira es llamar la atención sobre algunas falacias que se pretenden “vender” a través de una publicidad instrumental alrededor del impacto del Teletrabajo, con lo que efectivamente se trata ocultar las tendencias al desplazamiento de la relación laboral coherente, porque desde la concepción neoliberal, la informalidad y la precarización están implícitas en la vulnerabilidad que rodean el proceso-producto del Teletrabajador. Esto se debe, entre otras, a las siguientes causas:

- La ausencia de parámetros claros sobre la productividad, que tienden a favorecer al empleador para que incremente la carga de trabajo, intensificando el horario de la jornada, lo cual convierte en una falacia la flexibilización del tiempo de trabajo.

- También están los costos de producción, de los que se libera el empleador, sobre todo los medios de trabajo que se utilizan y las contribuciones a la seguridad social y la salud.


- Además, está la reticencia del empleador para que el Teletrabajador ejerza el derecho a la sindicalización.

A esto hay que agregar la conducta beligerante de algunas élites empresariales, como la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), que han elevado su voz para oponerse al Anteproyecto de Ley sobre el Teletrabajo, sosteniendo que “el Teletrabajo no debe ser considerado un derecho”. (5)

Profundizar el debate sobre la Cibercultura y la protección del Teletrabajo

El fortalecimiento del Capitalismo Cognitivo, no implica la desaparición definitiva del Capitalismo Industrial, sino más bien su coexistencia con una forma “sofisticada” del proceso-producto, que actualiza la lógica de acumulación y centra la eficiencia del modelo hacia una intensificación de la apropiación privada del conocimiento. En este escenario se hace necesario dar un debate sobre la llamada Cibercultura, para promover la interlocución y la participación ciudadana, en nuestra Región del Sur e impedir que se siga ocultando, con el "boom" del Capitalismo Cognitivo la precarización que pesa sobre las nuevas formas del trabajo virtual, aceleradas exponencialmente por la pandemia del Covid 19. Esto exige formular y aplicar políticas públicas para enfrentar las nuevas formas "intangibles" de explotación que se están incubando en el Teletrabajo, que como modalidad del trabajo virtual, hay que plantearla dentro de los parámetros de la Economía Social del Conocimiento, que es un campo de la economía política, que está orientado hacia la viabilización del cambio tecnológico para un uso provechoso de las TICs.

Por otra parte, en el marco de la aplicación de las nuevas políticas públicas, hay que delimitar el espacio de convivencia familiar, separándolo del ejercicio de la rutina laboral, en este sentido se debe proteger el derecho a la privacidad, a la confidencialidad y a la inviolabilidad del hogar, sin menoscabar la labor del miembro que ejerce el Teletrabajo. En consecuencia, la protección de los derechos del trabajo virtual debe conllevar a la protección legal de la privacidad de las comunicaciones, al resguardo de mensajes de datos y firmas electrónicas, y darle aplicación efectiva a las Leyes contra delitos informáticos. Esto se debe hacer con urgencia a través de un ordenamiento jurídico que ampare al Teletrabajador, para preservar la intimidad de su vida familiar. Pero no basta con aprobar cualquier tipo de legislación para regular el Teletrabajo, hay que colocar el énfasis en la aplicación de mecanismos de control que protejan la intersubjetividad del trabajador, a través de una conectividad digital inclusiva e innovadora.

Consideramos que el Teletrabajo llegó para quedarse, porque responde a la mega tendencia de la sociedad de la información, donde resulta ineludible a nivel planetario la utilización intensiva de las TICs. A nuestra manera de ver, lo fundamental es proteger todas las formas de trabajo, incluido el Teletrabajo, para ello es necesario que la aplicación de la legislación sea inclusiva, que no particularice los derechos laborales, sino que los universalice en un marco jurídico que proteja por igual a todos los trabajadores en las variadas modalidades de la jornada laboral.

De tal manera que el Teletrabajo se debe amparar jurídicamente con el mismo estatus laboral de todas la modalidades que rigen en el mercado ocupacional, esto facilitará que se le incorpore la formalidad de la jornada, protegiendo al trabajador en cuanto a la seguridad social, el tiempo de las operaciones, la calidad del producto y el pago justo de contraprestación. Es imprescindible enfatizar que el reto de los gobiernos antineoliberales en América Latina, es asumir plenamente la democratización del uso de las TICs, y cuestionar la mercantilización del conocimiento, y en su lugar promover la Economía Social del Conocimiento como herramienta de participación, interlocución y deliberación ciudadana, para fortalecer el espacio público y la gobernabilidad. Esto es lo que permitirá abordar una discusión de fondo sobre el proceso civilizatorio, amenazado por las nuevas formas que adquiere el Capitalismo Cognitivo, acompañado de la crisis ambiental que amenaza al planeta, y la hegemonización imperial que pesa sobre nuestro tiempo histórico.

- Juan José Romero Salazar es Doctor en Ciencias Económica, Magíster en Gestión Universitaria. (Universidad de La Habana). Sociólogo (Universidad Central de Venezuela). Email: romerosalazar@gmail.com

NOTAS:

1. La tesis del Capitalismo Cognitivo, desarrollada entre otros por; Sierra Caballero, Dantas, Delich, Maniglio, Moulier-Boutang, Vila-Viñas, Ramírez, Wachowicz (Ediciones CIESPAL. 2016), sostiene que el modelo industrialista ha perdido vigencia histórica ante la emergencia de un Capitalismo Posfordista contemporáneo. Se trata del desplazamiento del esquema industrial, basado en la producción en serie en fábricas de gran escala. A partir de allí, se sostiene que se está produciendo una transición del Capitalismo industrial hacia un nuevo Capitalismo Cognitivo, para el fortalecimiento del Capitalismo como sistema mundial. Pero se trata de una transición sui generis que acelera la crisis civilizatoria, porque deteriora los vínculos de convivialidad para una solidaridad planetaria

2. El Teletrabajo ha sido definido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), como “una forma de trabajo efectuada en un lugar alejado de la oficina central o del centro de producción y que implica una nueva tecnología que permite la separación y facilita la comunicación”.

3. Al respecto el Observatorio de la OIT (2020), realizar una descripción estadística titulada: El COVID‑19 y el mundo del trabajo. Cuarta edición Estimaciones actualizadas y análisis. Disponible en:https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/@dgreports/@dcomm/documents/briefingnote/wcms_745965.pdf. Consultado el 15-07-2020

4. La periodista Cristina Alonso, realiza una interesante reseña de este anteproyecto del Teletrabajo en España. Disponible en https://www.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/ces-tumbar-ley-teletrabajo-ignorar-dialogo-social/2810380/ Consultado el 20-07-2020


5. La opinión de Antonio Garamendi, aparece recogido en la el artículo periodístico de Cristina Alonso, titulado: El CES se inclina por 'tumbar' la ley del teletrabajo por ignorar el diálogo social. Disponible en https://www.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/ces-tumbar-ley-teletrabajo-ignorar-dialogo-social/2810380/ Consultado el 20-07-2020(*)

Huente: https://www.alainet.org/es/articulo/208868

@COPYLEFT / TODOS LOS ERRORES RESERVADOS
#Henys

Si quieres recibir en tu celular este y otros artículos descarga Telegram, e ingresa al link https://t.me/lavozdeguaicaipuro2 y dale click a Unirme.
#LaVozDeGuaicaipuro / #EnciendeTuVoz
@COPYLEFT / TODOS LOS ERRORES RESERVADOS
 
Copyright © La Voz de Guaicaipuro 102.9 FM. Designed by OddThemes