Posverdad! (II)


Las Líneas en el Konuko XXXVI

Por: Rafael Marrero (06/07/2019)

La semana pasada abordamos el tema de la posverdad como fenómeno social y comunicacional y tratamos de conceptualizarlo de la mejor manera, buscando dejar por sentado que la posverdad hace referencia a que “la misma se basa en un principio del comportamiento, ya recogido en los viejos manuales de Psicología Social, donde los grupos y las agrupaciones se conducen más por la “electricidad emocional” avivada por los líderes, que por las razones o las ideas. Así mismo indica que las personas son capaces de comportarse en grupo con acciones que no realizarían en solitario. La actuación en grupo parece diluir la responsabilidad personal, y refuerza los afanes comunes.

En el exorbitante bombardeo “informativo” al que estamos sometidos constantemente los venezolanos, hay un suceso lamentable que ocurrió recientemente y que las empresas comunicacionales al servicio de la oligarquía nacional y mundial le han dado la mayor difusión en búsqueda de seguir socavando las bases del gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro Moros, en consecuencia, haciéndole honor a la verdad y en defensa de nuestro proceso revolucionario, me voy a permitir analizarlo desde la posverdad como método de manipulación, con intención de ejemplificar el uso del mismo.

Hago referencia al asesinato del ciudadano Rafael Acosta Arévalo, quien como pueden recordar, estaba detenido en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) en Caracas. El citado ciudadano quien era Militar en situación de retiro, estaba bajo investigaciones en ese cuerpo de seguridad por su presunta vinculación con actos terroristas en instalaciones de servicios públicos contra la ciudadanía y los poderes públicos instituidos. (Afirmación esta confesa por Acosta Arévalo de manera voluntaria).

Lo que se dice a Vox Populi a través de las empresas comunicacionales barraganas del imperialismo, es que el ciudadano Acosta Arévalo fue brutalmente torturado por los funcionarios de la DGCIM, lugar donde se encontraba “en custodia” y que fue asesinado por órdenes del Gobierno Nacional, generando en las personas que consumen la información, indignación y rechazo a la potestad legítima del gobierno nacional de brindarle seguridad a la población venezolana, desencadenando a su vez una ola de ataques y odio contra la institución militar venezolana y los demás cuerpos de seguridad del Estado.

Lo anterior es lo único que hemos escuchado hasta el cansancio a través de distintos medios con los resultados ya develados, ahora bien, ¿Dónde está el resto de la información? ¿Por qué no dicen bajo la presunción de qué delitos estaba siendo investigado y procesado Acosta Arévalo y que el mismo había confesado voluntariamente? ¿Por qué no hacen del conocimiento público que una vez que se tuvo noticia de los excesos cometidos por los dos funcionarios involucrados con el asesinato de esta persona, el Gobierno Nacional activó los protocolos respectivos consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como en otros tratados y pactos suscritos y ratificados por el gobierno venezolano en materia de Derechos Humanos y ordenó una investigación exhaustiva para dar con los responsables de este hecho y someterlos al sistema de justicia venezolano tal y como lo dicta nuestro ordenamiento jurídico? ¿Por qué insisten en decir que Acosta Arévalo estaba “En Custodia” y no detenido por los delitos que se imputaban?

Pueden generarse en torno a este lamentable suceso cientos de preguntas, pero como ejercicio de reflexión analicemos las interrogantes anteriores y veremos que en el sesgo mediático actúan perfectamente algunos de los principios Goebbelianos como lo son: 

Principio de simplificación y del enemigo único (Adoptar una única idea, un único Símbolo)

Principio de la transposición (Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque) 

Principio de la vulgarización (Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar)

Principio de orquestación (La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”)

Principio de la verosimilitud (Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias)

Principio de la silenciación (Acallar sobre las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines)

Principio de la transfusión (La propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas)

Es así como de manera efectiva podemos ver el nivel de manipulación psicológica ejercido por las grandes corporaciones de la comunicación en torno a este lamentable suceso, y valga el momento para dejar claro que la intención de la presente línea editorial no es bajo ninguna circunstancia justificar el asesinato de ninguna persona, por el contrario, desde La Voz de Guaicaipuro y específicamente desde el programa Konuko Social, condenamos enérgicamente estos hechos vengan de donde vengan, solo lo tomamos como referencia para descifrar las “Medias Verdades” a las que estamos sometidos sistemáticamente.

No por casualidad se da este lamentable hecho en momentos en que se encuentra en el país la Alta Comisión de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos presidida por Michelle Bachelet.

En la próxima entrega, continuaré  profundizando sobre el tema de la posverdad y los mecanismos para su aplicación.

Seguiremos Informando!

#LaVozDeGuaicaipuro
#EnciendeTuVoz

Share this:

 
Copyright © La Voz de Guaicaipuro 102.9 FM. Designed by OddThemes